TAXISTA DE ISLA MUJERES CLAMA JUSTICIA AL PROCURADOR POR LA MUERTE DE SU HIJO

Isla Mujeres. – A casi seis meses del asesinato de su hijo, hoy Wilfrido Ojeda Pinto, de oficio taxista de Isla Mujeres, clamó justicia al procurador Gaspar Armando García Torres, pues asegura que el crimen no solo sigue impune sino que además, él y su familia sigue recibiendo amenazas de muerte.

El joven taxista interrumpió el discurso de recién nombrado Presidente del Consejo Consultivo Ciudadano de Isla Mujeres para dirigirse hacia el procurador de Justicia de Quintana Roo y explicar en pocos minutos su problema y el martirio que sigue viviendo, pues insiste en que él esta amenazado de muerte y que por eso no puede salir de la ínsula.

“Yo lo único que le pido, es que me ayuden a encontrar a los asesinos de mi hijo, porque creo saber quienes fueron los actores intelectuales de mi hijo, lo dicen a los cuatro vientos, desde el momento que mataron a mi hijo me han destruido, no duermo, tengo miedo solo le pido que me ayuden” comentó el taxista con lágrimas en los ojos.

Ojeda Pinto rompió con el protocolo del evento y con su solicitud logró sensibilizar a más de más de uno en el presídium, el procurador se puso de pie y se comprometió a dar seguimiento a este caso.

El taxista quien sigue trabajando, detalló que él solo en una ocasión intentó salir de Isla Mujeres y de inmediato iniciaron las amenazas vía telefónica a través de un número telefónico el cual hasta hoy no ha podido ser investigado.

“A los 20 días de la muerte de mi hijo, apareció la camioneta en donde iban los asesinos y hasta hoy no existe una pista de ellos ni huellas ni nada, señor procurador, apóyeme, solo quiero justicia para mi hijo” comentó.
El padre afligido entregó copia de todo el expediente que tiene y de los recortes de periódico en torno al caso, pero antes de despedirse, se disculpó por la intromisión, e insistió en que él ya no sabe a quién recurrir, pues se siente perseguido y teme por la vida de su hija y su esposa.

Es importante señalar que su hijo quien en vida respondía al nombre de Geovani Wilfrido Ojeda Garrido (+), fue levantado por un grupo armado el pasado 26 de marzo del 2011 en la zona del estacionamiento del Gran Puerto y el mismo día apareció su cuerpo con dos disparos, uno en la cabeza y el otro en el abdomen.

Ojeda Garrido tenía 21 años de edad y su muerte es la segunda registrada a manos del crimen organizado, pues el primero fue el joven Geiler David Dzib Euán de 29 años quien luego de ser levantado en Cancún apareció muerto en Playa del Carmen con visibles signos de tortura.

Comentarios
 
Tags

Deja un comentario

Top