MEDICINA HIPERBÁRICA, LA MEJOR ALTERNATIVA PARA ATENDER EL PIÉ DIABÉTICO: SESA

Isla Mujeres. – El director del hospital integral de Isla Mujeres David Valenzo Loaeza, dijo que al menos en este nosocomio, son atendidas más de 300 personas por enfermedades crónico degenerativas, de los cuales 180 son diabéticos.

Dijo que este padecimiento es un problema grave de salud pública, la cual puede complicarse con el paso de los años al no seguir una dieta especifica.

El galeno, comentó que las personas diabéticas, son propensas a presentar úlceras en las extremidades inferiores, las cuales difícilmente cicatrizan.

También conocido el problema como “Pie diabético”, se ha convertido en un problema de consideración, ya que al no recibir una adecuada atención, los pacientes pueden perder la extremidad a través de la amputación.

El médico dijo que los pacientes que no se cuidan y no llevan un control adecuado en su alimentación, son más propensos a sufrir por este padecimiento.

Las úlceras que se presentan en el diabético requieren muchos cuidados médicos, ya que no logran sanar con facilidad y pueden infectarse con facilidad.

“Muchas personas descuidan la úlcera y esta se puede infectar con facilidad; un síntoma grave es la perdida de la sensibilidad en la extremidad y el mal olor, por eso es importante acudir al médico todos los días para realizar la limpieza” comentó el médico.

Doña Reina Alfonso de 55 años de edad, es diabética desde varios años, se encuentra internada en el hospital integral y desde hace más de un mes, batalla a consecuencia del pié diabético.

Ella presenta dos lesiones, una en cada extremidad, pero la del pié derecho, específicamente en el cuarto dedo, se puede observar inclusive el hueso.

La señora recibe aseo en las dos extremidades todos los días, pero aun analiza la posibilidad de recibir tratamiento al interior de la cápsula hiperbárica, pues aunque ha escuchado de los beneficios, ella tiene miedo de entrar a la cápsula hiperbárica.

Reina Alfonso explicó que ella se lastimó desde hace más de un mes, pero la herida en vez de cicatrizar, va empeorando y teme llegar a la amputación de la extremidad.

Los médicos y especialistas en el tratamiento de la cámara hiperbárica, reconocen que el tratamiento sería de varias sesiones, pero desde la misma semana ella podría ver resultados favorables.

Valenzo Loeza explicó que la oxigenación en este tipo de lesiones es vital, ya que al someterse a la sesión hiperbárica, las bacterias infecciosas mueren y a la vez se fortalece la circulación de la sangre, regresando la sensibilidad en la extremidad.

Actualmente doña Reina, a sus 55 años presenta dificultad para deambular, ha perdido sensibilidad en ambos pies y su hija, reconoce que en ocasiones la herida empieza a tener mal olor.

El director del hospital dijo que la señora ya recibió el ofrecimiento para empezar su tratamiento al interior de la cámara hiperbárica, pero es cuestión sólo de ella, (de que se decida), pues a nadie se puede ingresar sin el consentimiento voluntario.

Comentarios
 
Tags

Deja un comentario

Top