LE NEGARON ASISTENCIA MÉDICA Y DA A LUZ EN LA CASA PARROQUIAL DE ISLA MUJERES


Isla Mujeres. – Giovanna Soledad Nieves Chan, de 28 años de edad aún no se repone de la mala noche que le hicieron pasar médicos de Isla Mujeres, pues en plena labor de parto, le fue negado el servicio médico, primero en el Sanatorio Naval de Isla Mujeres y después en el Hospital Integral de la localidad.

La mujer quien dio a luz a su segunda hija la madrugada del pasado martes, explicó que al estar afiliada al Instituto Mexicano del Seguro Social, decidió primero asistir al Sanatorio Naval de la localidad, pues dado el convenio que existe con el IMSS, el servicio se supone estaría “garantizado”.

Grande fue su sorpresa cuando al llegar al Sanatorio Naval, del pasillo no pudo pasar, ya que el enfermero de guardia le dijo que era imposible atenderla porque el quirófano estaba “contaminado” (sucio).

Nieves Chan acompañada de su marido y su madre no daban crédito a lo que escuchaban, porque el mismo enfermero les terminó diciendo que “buscarán por sus propios medios cruzar a Cancún para poder recibir la atención médica”.

Apenas pasaban de la una de la madrugada cuando entonces, los padres angustiados decidieron acudir entonces al Hospital Integral de Isla Mujeres donde primero fue atendido por un doctor de apellido “Tenorio”.

La mujer reconoce que fue valorada, pero tras notar que sólo tenía un centímetro de dilatación, el doctor le aconsejó a la mujer regresar a su casa y venir alrededor de las 4:30 de la mañana.

“A pesar de mis dolores, regresé a mí casa en la colonia Cañotal, pero los dolores continuavan; no esperé más y antes de la hora de la cita decidí regresar al hospital” explicó.

Para esta hora, otro médico atendió a la mujer de nombre “Ulices” pero este de plano le dijo que no era tiempo aún y que regresara hasta después de las 6 de la mañana.

“En esa segunda ocasión ya tenía dos centímetros de dilatación y nuevamente me mandaron a mi casa, aun cuando los dolores eran muy fuertes” explicó.

Nieves Chan aun con fuertes dolores de parto, salió del hospital pero para evitar trasladarse a su casa (en la colonia Cañotal), decidió pedirle posada al párroco mientras daba la hora de su nueva cita.

Casa Parroquial de Isla Mujeres
 “Ya eran las 3:20 de la mañana y para no regresar hasta la colonia, decidí pedirle apoyo al párroco Jesús Martínez Penilla, quien tiene la casa parroquial en el centro, a pocas cuadras del Hospital” comentó.

Pero la nueva integrante de la familia no quiso esperar más y decidió anticiparse, acelerando la dilatación, lo qu eprovocó que la madre ya no puediera levantarse de la cama.

María Soledad Chan Cohuó, madre de Nieves Chan fue la que se encargó del parto, sin experiencia alguno en estos procedimientos, fue quien la hizo de partera y se encargó de recibir a la nueva criatura, quien tenía enredado el cordón umbilical en el cuello.

La pequeña bebita nació sin mayor problema, mientras a unas cuadras del lugar el padre desesperado buscaba la manera de llevar a los médicos hasta la casa parroquial.

Jesús Noel Ek Botes, esposo de Nieves Chan finalmente logró convencer a los médicos y los llevó hasta donde se encontraba la pequeña “Yashandi”, nombre que le pondrán a la bebé, según comentó la felíz madre.

Hoy luego de este víacrusis, la madre de la menor dice estar contenta porque la bebé llegó con bien, a pesar de las vueltas que le hicieron pasar.

El parto fue natural y la pequeña Yashandi nació en punto de las 4:18 con un peso de 2 kilos con 950 gramos.

Los paramédicos finalmente se hicieron cargo de la menor y después fue trasladada al hospital en donde recibió su primer baño, hoy la madre y la bebé ya han regresado a su hogar.

Comentarios
Tags

Deja un comentario

Top