LA PRIMERA ETAPA DEL MALECÓN DEL MAR CARIBE ARRANCARÁ CON RECURSOS PROPIOS: HSM

Isla Mujeres. – La supuesta delimitación de una obra en la zona de acantilados al sur de Isla Mujeres, mantiene preocupado a muchos isleños, pues insisten en que la construcción de un nuevo malecón en esa zona podría estar “sentenciada” al fracaso, debido a la fuerte erosión que sufre la Isla en ese lugar.

Es importante señalar que desde la semana pasada una cuadrilla de trabajadores se encarga de marcar la trayectoria de la obra, aunque esta podría no ser definitiva, según aclaró el alcalde Hugo Sánchez Montalvo.

El edil dijo que la primera etapa correrá a cargo del ayuntamiento de Isla Mujeres a través de los recursos asignados del Ramo 33, por un monto superior a los 2.6 millones de pesos.

Dijo que en total son 2 millones, 693 mil pesos los que se estarán invirtiendo en una primera etapa de la obra, la cual tiene como propósito mejorar la imagen de ese corredor turístico y brindar seguridad a quienes acostumbran pasear y conocer la belleza del mar caribe.

Sobre el temor de los isleños de construcción en esa zona frágil y socavada, el edil dijo que la marca que hoy se está colocando no es definitiva y que la empresa constatada tendrá que hacer su propia medición y hacer su mecánica de suelo para determinar el área de los andadores.

Comentó que la obra no contempla obra pesada, solo serán andadores y un área que delimitará el área de uso para los turistas, buscando ante todo que exista seguridad para ellos y no se acerquen mucho a la zona de riesgo en los acantilados.

Comentarios
 
Tags

Comentarios (1)

  1. Anonymous dice:

    Es de todos conocido que esa area es de deslaves o derrumbes. Independientemente de ello, se ha cortado mangle y uva de mar, que sirven precisamente para contener la erosión. Ya para empezar, esto es un delito ecológico, de hecho, un crimen, por lo que la pregunta es ¿dónde están las autoridades correspondientes?
    No tarda en haber difuntitos en el acantilado, ya que una vez abierta la posibilidad de acceder a un “camino” trazado, no faltará quien se salga de él y se acerque más de lo debido al cantil. Ni hablar de la invasión que se desatará de “venteros” de toda clase de “artesanías” (léase caracoleros, saraperos, etc. y después…los fritangueros!

Deja un comentario

Top