EL "VÁLVULA" SIGUE A LA ESPERA DE APOYO PARA PODER CAMINAR

Isla Mujeres. – El descubridor de la famosa Cueva de los Tiburones Dormidos, Carlos García Castilla, mejor conocido como “Válvula”, agradeció las muestras de cariño y de apoyo que se han vertido en las diferentes redes sociales, ahora que atraviesa dificultades con su salud, pero dijo que hasta hoy no sabe a quien dirigirse para recibir el apoyo económico el cual se reúne para su mejoría.

Al acudir a su cita esta mañana en el hospital Integral de Isla Mujeres, el buzo refirió la publicación que se hizo hace dos semanas cuando, un grupo de isleños (Recuerdos de Isla Mujeres) promovía la recaudación de apoyo económico y así ayudar a este personaje quien brindó mucho con su descubrimiento en los años 70`s.

El movimiento que tiene como objetivo recaudar fondos para su atención médica, se convocó a través del Facebook, pues tras una dolencia en su pie derecho y una operación, hoy se mantiene postrado a una silla de ruedas o sus muletas.

Dice que él y su familia han gastado mucho dinero para poder atenderlo, pero aun no logra una recuperación completa, el problema económico es una barrera y con la ayuda de sus hijos en especial (Juan de Dios) ha logrado avanzar.

Aunque las nuevas generaciones no saben quien es “Válvula”, muchos han posteado artículos sobre su descubrimiento, aquel que hizo mundialmente conocido Ramón Bravo Prieto.

Fue en los años 70`s en su época de pescador, cuando García Castilla recibió el apodo de “Válvula”, pues era de los pocas personas que podían bucear a pulmón (buceo libre) y aguantar hasta dos minutos bajo la superficie del mar.

Su destreza lo llevó a descubrir la famosa “cueva de los tiburones dormidos”, aquella que terminó con la hipótesis de que los tiburones no podían dormir.

Durante muchos años, la comunidad científica pensó que los tiburones, no dormían, esto al carecer de vejiga natatoria; se pensaba que debían mantenerse despiertos siempre, pero esta hipótesis se fue por los suelos cuando “Válvula” al bucear por el área (hoy conocida como la cueva de los tiburones dormidos), encontró una zona rocosa y en su interior habían varios tiburones prácticamente “descansando”, inmóviles, como si estuvieran durmiendo.

Al principio fue asombro para él, pero descubrió que los escualos dormían porque dijo que inclusive podía acercarse y tocarlos sin lograr alguna reacción sobre ellos.

Su descubrimiento lo compartió con el mundo, pero fue gracias a Ramón Bravo quien al documentarlo, logró la mirada de cientos de científicos, quienes no daban crédito a tal hecho.

Muchos expertos en la materia quienes no creían en el descubrimiento de “Válvula” pensaron que este mentía y que sólo se trataba de tiburones “Gata”, pero fue a través de los ojos de Ramón y de sus videos, cuando el mundo conoció sobre este lugar, ubicado a pocas millas náuticas de Isla Mujeres Quintana Roo.

Hoy el estado de salud de García Castilla vive agradecido por las muestras de cariño y de apoyo, y explicó que su domicilio actual se encuentra en la colonia Salinas, a un costado del Sanatorio Naval (Casa de Manteca).

“He escuchado que algunos quieren ayudarme, pero lamentablemente no cuento con una cuenta de banco y quienes han querido ayudarme me van a ver a mi casa, sin embargo quiero saber a quien dirigirme para poder recibir el apoyo que con cariño están recolectando los amigos de Recuerdos de Isla Mujeres” comentó el “Válvula”.

A través de las redes sociales se está solicitando donativos de 10 pesos y así poder juntar 10 mil que servirán para atender su enfermedad.

Para más información usted puede visitar  http://on.fb.me/K9dJxK

Comentarios
 
Tags

Deja un comentario

Top